EDITORIAL / Bruselas

Europa tiene amedrantada a su capital comunitaria, por la sospechada presencia allí de colegas de los terroristas que han atentado en los últimos días en París, Líbano, Mali... la sospechada y segura, habría que decir; porque radicales los hay en Bruselas desde hace décadas y la ciudad es un gran mercado negro de armas desde hace mucho tiempo.

De hecho, la mayoría de las bombas, pistolas y fusiles que amedrantan el mundo se venden y se compran no muy lejos del Manneken Pis (donde, por cierto, hay una colonia de quince mil asturianos para los que la estatua orina sidra un día al año... pero ésa es otra historia).

En las calles cercanas al muñeco se realizó ayer una operación policial que pidió a la gente que se alejara de las ventanas y permaneciera en los locales de ocio, para no andar por las calles. Muy cerca, en la avenida más conocida por los emigrantes del principado –ya que en una de sus transversales está el Centro Asturiano–, se encuentra una vía que lleva a la estación ferroviaria de la que salen los trenes hacia París.

La Policía dio por finalizada la operación tras practicar veintiún detenciones, aunque todo indica que habrá más porque la capital de la UE es un hervidero de autoridades, radicales, ricos, chiflados, etcétera. ¡Vaya un lío en el que está Bruselas, a base de tanta mano izquierda...!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

El 'chapero' Nicolás

EDITORIAL / Decíamos ayer...