EDITORIAL / Jobs se equivocó

Es conocida la historia según la cual un exhippy y un freaky de la electrónica se unieron en un garaje de California y de su trabajo conjunto surgió el primer ordenador personal. Puede que la leyenda no sea del todo cierto, pero lo que es seguro es que de la colaboración de Steve Jobs y Stephen Wozniak nació mucho más que el primer PC.

Jobs y Woz planearon un mundo en el que cualquier persona podía acceder al saber gracias a un artilugio electrónico que los dos construyeron: sus primeros modelos se llamaron Apple I y Apple II, pensaron en la Educación con el modelo Lisa y dieron el salto patentando los Macintosh. Luego, pasaron muchas cosas en su empresa...

... Que hoy es el gigante de la manzana que da soporte al iMac, el iPhone, el iPad, etcétera; prodigios tecnológicos que copan la vanguardia donde ha terminado por explotar la mayor estulticia; porque la ingeniería no ha permitido democratizar el saber sino la ignorancia.

Y ahí está el ejemplo de las últimas decisiones de la Real Academia de la Lengua, que ha aceptado palabras como 'doctó' (en lugar de 'doctor'), 'otubre' (por 'octubre') o 'asín' (en lugar de 'así').

Jobs jamás lo hubiera imaginado, pero lo que crece con la tecnología no es la sabiduría, sino la incultura.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

Acogida sí, guerra no

EDITORIAL / Decíamos ayer...