Hasta siempre, 'Cari'

Por Joaquín del Río

Fui ayer a las honras fúnebres de Joaquín Bilbao –fotógrafo fallecido en mi ciudad– y me quedé estupefacto, porque los mismos que le negaron siempre el pan y la sal, por su profesión, le adoraban por ella después de fallecido... así es que deduje que no hay como morirse para que se te reconozcan algunos méritos.

Conocí a Bilbao cuando se iniciaba en 'La Hoja del Lunes' de Gijón como fotero de rallies y otras cosas del motor; le traté cuando era hombre de la noche gijonesa y le seguí cuando trabajaba para 'El Comercio', donde jamás se le hizo un contrato laboral. Así es que me considero acreditado para decir que el Periodismo nunca trata a alguna gente como se merece...

Pero lo de llamarle 'fotoperiodista' es un exceso; y sé lo que digo, porque fotoperiodistas son Juan Carlos Tuero, Eloy Alonso, Chema Moya o Javier Bauluz, por decir; pero no el hermano de Esther Bilbao, que era fotógrafo y no más.

Y me duele decirlo ahora –cuando acabo de despedirle en el Tanatorio–, pero me veo obligado por el respeto que le debo a mis colegas de la cámara. Así que despido a 'Cari' por lo que fue... ni más ni menos.

Coincide la muerte de Bilbao con el abandono del articulismo por parte de Jaime Poncela (que compartió Redacción con él) y las cosas son como son: si el segundo fue el mejor articulista de Asturias, el primero fue un fotógrafo; así que les digo 'adiós' a cada uno por lo que valen... y sin negarles a ambos la condición de periodistas –con minúscula, pero no de Periodista (con mayúscula), que es una cosa más compleja–. Porque yo sigo aquí; y seguiré... hasta que me lleve un infarto como el de mi tocayo (que lo que sí fue es un personaje).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

El 'chapero' Nicolás

EDITORIAL / Decíamos ayer...