EDITORIAL / Mayorías

El nuevo partido Ciudadanos y el Partido Socialista Obrero Español han llegado a un acuerdo para apoyar al secretario general de éste en su intento de ser presidente del Gobierno. Y ese intento sólo puede fracasar si Partido Popular y Podemos coinciden votando en su contra... si uno de los dos se abstiene, Pedro Sánchez llegará a La Moncloa.

Votar 'no' a la vez contra el socialista es la única forma de impedir que éste salga adelante, pero sería una coincidencia terrible: el gran partido de la corrupción y el bipartidismo votaría igual que la formación quintaesencia del reformismo del sistema de 1978, que pivota sobre la rotación PP-PSOE. De modo que la nueva política sería igual que la antigua...

En ese entonces, la democracia nueva no sería otra cosa que la democracia de siempre, con las gentes del catalán Albert Rivera ocupando el lugar de la vasca Rosa Díez... y con Pablo Iglesias actuando como el 'Pepito Grillo' al que siempre envidió Izquierda Unida. Grillo es la voz de la conciencia en los relatos sobre 'Pinocho', el mentiroso al que crece la nariz.

En ese escenario, Podemos sería la izquierda de verdad frente al mentiroso pragmático socialista, pero para ello haría falta que Ciudadanos emulara a UPyD y que el Partido Popular fuera como UCD, lo que es mucho decir. A día de hoy, el PP es un partido hundido por la actitud de su líder frente a la corrupción; Podemos es una opción que se ahoga en la egolatría de su líder; y Ciudadanos y PSOE son formaciones que sobreviven por la visión de sus líderes.

Pero todas ellas jugarán sus últimas bazas en la sesión de investidura en el Congreso... en unos días; queda una semana para el juego electoral. Y Pedro Sánchez parte con ventaja.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

Acogida sí, guerra no

EDITORIAL / Decíamos ayer...