Hillary, virtual presidenta de EEUU

Por Teodoro Rentería

Ante sus triunfos arrasadores de este último súper martes en California, Nueva Jersey, Nuevo México y Dakota del Sur y después de haber superado los 2383 delegados necesarios y haber sumado algunos cientos más con esas victorias para ser la segura candidata a la Casa Blanca por el Partido Demócrata, Hilary Clinton, sin lugar a dudas, se ha convertida en la virtual primera presidenta de Estados Unidos.

La anterior aseveración no tiene mayor ciencia, el seguro candidato del Partido Republicano, Donald Trump, cuya carta obtusa de presentación es ser una magnate de las industrias inmobiliarias y del espectáculo y con un coeficiente enfermizo de la más rapaz discriminación, no obstante el segmento de blancos de la misma catadura que lo apoyan a rabiar, no le alcanza para llegar a ser el líder de la gran potencia mundial.

La propia Hilary Clinton, lo ha dicho en una noche de triunfo en Brooklyn: “Hemos alcanzado un hito”, para mayor comprensión en la traducción, acabamos con el hito de que una mujer no puede llegar a la presidencia de Estados Unidos, por eso ella misma se autoproclama candidata y subraya su papel histórico, con su aseveración de que en los tiempos actuales “ya no hay límites”.

Para luego dirigirse en un twit “a todas las chicas que tienen grandes sueños: sí, puedes llegar a donde te propongas, incluso ser presidenta. Esta noche es para ti”. Hilary asumió no sólo su condición de candidata a la presidencia de Estados Unidos por su partido el Demócrata, sino que se refiero al cambio histórico que supone para las nuevas generaciones que una mujer esté en condiciones convertirse en la comandante en jefe de la primera potencia mundial.

No obstante las derrotas, el senador Bernie Sanders, quien sólo ganó Dakota del Norte y Montana no quiere bajarse de la contienda para así llegar a la Convención Demócrata de finales de julio, probablemente la respuesta a esa actitud se halla en la felicitación que le envío el presidente Barack Obama en la que destacó el “vigor” que le ha aportado a millones de estadounidenses, sobre todo jóvenes, en temas como el combate a la desigualdad económica y la influencia de intereses especiales de la política demócrata.

Claro que Obama también llamó a Hilary Clinton para felicitarla personalmente por haber conseguido los delegados necesarios y convertirse en la candidata demócrata. Además, asegura que la de Clinton ha sido una campaña “inspiradora” que ha motivado a millones de personas y es una extensión de su vida dedicada a la lucha por las familias de clase media y los niños.

Repetimos, no se necesita ser pitoniso para augurar que Hilary Clinton al final del año se convertirá en la primera Presidenta de Estados Unidos. La gran mayoría del pueblo estadounidense, cuya conformación está en la migración, jamás permitirá que un racista, neo fascista, segregacionista, discriminatorio, separatista, fanático y xenófobo llegue a la Presidencia de su gran país.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

EDITORIAL / Decíamos ayer...

Acogida sí, guerra no