EDITORIAL / Efectos colaterales

Pocos asturianos se han dado cuenta de que la coyuntura política entre el PSOE y las marcas de Podemos puede cambiar si Pedro Sánchez acepta el órdago de Pablo Iglesias, que quiere varios ministerios y ser vicepresidente del Gobierno Central a cambio de apoyar a los socialistas para derribar a Mariano Rajoy.

El gallego se ha caído solo, por mentiroso, y es el primer presidente de España que no ha logrado repetir, salvo el fugaz Leopoldo Calvo Sotelo y aunque no lo digan los medios televisivos... porque hasta 'Bambi' Zapatero mandó ochos años, igual que Adolfo Suárez y José María Aznar, y Felipe González lo hizo dieciséis; así que Rajoy es el primer presidente que no renueva su primer mandato pese a tener a su favor todos los resortes del Poder...

Pero este editorial arrancó reflexionando sobre las relaciones Podemos-PSOE y ello porque la corporación que gobierna Gijón (de Foro, con la cirujana Carmen Moriyón al frente) podría caer si Pedro Sánchez acepta gobernar con Pablo Iglesias, ya que fue la marca local del de la coleta –Xixón Sí Puede, dominada por la Corriente Sindical de Izquierda– quien permitió la continuidad del partido fundado por Francisco Álvarez Cascos al frente del mayor Ayuntamiento de esta tierra y eso no podría seguir así si la izquierda llegara a La Moncloa.

Es más, tampoco el grupo parlamentario de Emilio León y Dani Ripa en la Junta General del Principado podría seguir actuando a la contra del Ejecutivo que preside Javier Fernández... aunque si Podemos-Asturias se pone al lado de la FSA también deberían entrar en el gabinete las gentes de Izquierda Unida, como lleva tiempo diciendo Gaspar Llamazares.

Por lo visto, la segunda ronda de las conversaciones del Rey con los grupos del Congreso de los Diputados es más interesante de lo que podría parecer... aunque la última palabra para lo que pueda suceder la tendrá el Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta. ¡Qué emocionante!

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

La Gastronomía y la naturaleza humana

LECTURAS SOSEGADAS / Periodistas inmundos y 'non gratos'