Vergüenza

Por Joaquín del Río

Mi vida profesional me tuvo fuera de Asturias muchos años, en los que contemplé desde la distancia la realidad de mi tierra. Y siempre estuve muy orgulloso de ella, salvo en dos ocasiones en que me avergoncé... ayer fue la tercera.

Vivía en Toledo cuando me sonrojó ver por televisión la ruptura entre Sergio Marqués y Francisco Álvarez Cascos, por la que vi llorando en pantalla a aquél Javier Amandi (Javier Suárez Álvarez Amandi, supe más tarde).

Acababa de volver de Madrid cuando vi a dos de mis paisanos desfilar vestidos de asturianos por las calles de Nueva York: el consejero Quico Valledor (Francisco Javier García Valledor, sabía ya entonces) y un miembro de su gabinete.

Y ayer tuve el mismo sentimiento; cuando vi en los informativos de toda España que Asturias es el único sitio de España en el que la izquierda permitió seguir gobernando a la derecha ultramontana.

Sólo encuentro consuelo si acepto que Xixón Sí Puede no es de izquierda aunque lo parezca; pero conozco a muchos de sus votantes en mi entorno y deduzco que acudieron engañados a la urna. Así que espero que Pablo Iglesias actúe cuanto antes y rompa con su gente de aquí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

Acogida sí, guerra no

EDITORIAL / Decíamos ayer...