EDITORIAL / Villa, el farsante

La Justicia asturiana acaba de dictaminar que José Ángel Fernández Villa, el exlider del SOMA, es un farsante que utiliza triquiñuelas para eludir su comparecencia en los tribunales –lo que siempre desconocieron las instituciones, aunque lo sabía media región.

Ha dicho la Audiencia Provincial que el exminero debe comparecer para explicar su fortuna (sospechosa de ser resultado de un enriquecimiento ilícito, del que le acusa hasta su antiguo sindicato)... y debe hacerlo enseguida, pese a que la fecha aún no se ha marcado.

Dijo del de Tuilla este medio hace meses: "En él, su capacidad para mentir es tan consustancial como el latir de su corazón; no en vano, construyó su figura sobre la base de mentiras e infamias: nunca pudo trabajar porque decía tener varias hernias (que él llamaba "ciscales" cuando si las tuviera de verdad habría leído que son 'discales'... de los discos que hay entre las vértebras); no acudía a la Junta General del Principado porque afirmaba estar en el Senado y faltaba a esa Cámara porque aseguraba estar en Asturias... mientras en realidad dormía en Los Alcázares de Murcia; participaba en los Consejos de Hunosa y filtraba al salir las decisiones de la hullera, traicionándola..."

El problema con Villa ahora es por sus dineros, de los que declaró a Hacienda 1,6 millones de euros al amparo de la amnistía fiscal de Cristóbal Montoro; pero sucede que la sociedad y los que mandan hoy en Asturias crecieron a sus pechos, de donde se deduce que el problema de la región es mayor que el de tener en su seno a un caradura.

Ya lo dijo 'Astures': "Lo peor de lo que está pasando con Villa, sus dineros y su capacidad para mentir no es lo que le pueda ocurrir al personaje; sino lo que implica para esta tierra, en la que sus últimos años no son otra cosa que cartón piedra. Lo del SOMA está en un tris de confirmarlo"... Una catástrofe, vaya.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

El 'chapero' Nicolás

EDITORIAL / Decíamos ayer...