Todos con fuerza

Por Juan Tomás Frutos

Te mueves con soltura, sin reglas, aunque todo intuitivamente está muy calculado. Nos enteramos de lo que sucede, y somos en el trayecto que nos une. Mejoramos gracias a ti. La inteligencia se expande.

Nos transformamos con figuraciones que nos devuelven a los pasos y aprendizajes que todo lo atendieron con una mejoría franca. Hemos sugerido resoluciones, y éstas, por fortuna, llegan. Progresamos.

Los elementos se congratulan por el destino y confían en la suerte que nos toca compartir.

Hemos hallado respuestas que nos entroncan con la voluntad misma. No nos detendremos.

Nos divertimos. Hemos descubierto muchos motivos para amar: seremos con la sensación mayor.

Caminamos cuidando las miradas y los detalles, y restañando heridas, como si el final, que llega, fuera el principio. Hemos asimilado lo más estimulante.

Subrayamos las hermosuras de antaño con unas verdades que se empeñan en estar donde deben.
Vivimos con destreza una causa que nos vehicula por sendas de entendimiento. Nos consolamos: sabemos que tenemos cimientos suficientes para superar cualquier trance. La tarde, como será el día completo, y la noche, nos envuelve con el manto de la fuerza. En ella estás tú, y también yo: todos. Gracias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

Acogida sí, guerra no

EDITORIAL / Decíamos ayer...