EDITORIAL / Presidentas

Estados Unidos asiste en unas horas (de tarde allí; de madrugada en España) al segundo y penúltimo debate televisado entre sus aspirantes a la Presidencia, que se decidirá en las urnas en un mes. Y al evento acuden el candidato republicano y su colega demócrata en desigualdad de condiciones, por unas soeces declaraciones del rubio magnate neoyorquino.

Donald Trump habla en una grabación difundida por un diario un lenguaje chabacano refiriéndose a las mujeres en términos que ni siquiera su esposa puede dejar de condenar... lo que en aquel país es tan vergonzante que el derechista se ha visto obligado a pedir perdón por usarlas. Pero le va a dar igual; la palabra 'pussy' es impronunciable en EEUU y nadie va a olvidar que este candidato la lleva con frecuencia en la boca.

Así que Hillary Clinton está más cerca que nunca de mandar en Washington, lo que implica que el mundo está más cerca que nunca de ser gobernado por mujeres: Merkel en la UE; May en Londres; y Clinton en Estados Unidos... las tres primeras economías de Occidente en un gineceo.

Sus antecesoras Olga Meyer (en Israel) y Margaret Thatcher (en el Reino Unido) ocupan en la Historia un lugar peor que el de la india Indira Gandhi, pero los anales nunca tienen en cuenta la labor de ciertos hombres, así que a las tres protagonistas de ahora no les va a ser difícil mejorar algunos legados.

En todo caso, ¡bienvenida sea esta nueva época de la Humanidad!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

El 'chapero' Nicolás

EDITORIAL / Decíamos ayer...