EDITORIAL / La nada

Asturias acaba de concluir el primero de los cuatro años de su actual gobierno autonómico, del que hasta sus principales amigos reconocen su ineficacia. Pero no pasará nada, porque su población está tan abotargada que no abrirá la boca, pese a que después de décadas de declive ha acabado incluida en un programa europeo que estudiará las regiones 'a la baja'.

En tanto, su región prima hermana (Galicia) se enseñorea de España situando al frente del parlamento a su hija Ana Pastor, que ayudará a seguir en el gobierno a su paisano y mentor Mariano Rajoy... lo que no hubiera sido posible sin la aquiescencia de las otras derechas de España.

Y esto es bueno para los españoles de hoy, que crecieron educados en el fascismo y siempre creyeron que los nacionalismos eran de izquierda; cuando no lo son: apenas están enfrentados al patriotismo centralista, pero son de derechas en sus respectivos territorios.

Al tiempo que Pastor, ha sido elegido miembro de la Mesa del Congreso el gijonés Ignacio Prendes; lo que confirma que no hay profesión como la política para hacer carrera. Porque este letrado lleva años ejerciendo la abogacía y nunca pasó de ser un profesional local, en tanto que ha conseguido una posición nacional a poco de acceder a la res pública. Seguro que no es por este caso, pero puede que sea por eso por lo que así luzca el pelo a los españoles.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Whisky en la copa

¿Cómo satisfacer las demandas de la población?

El 'chapero' Nicolás