EDITORIAL / Langreo... de Sama

Quiere el extodopoderoso José Angel Fernández Villa que su enriquecimiento ilícito sea juzgado en Langreo; ya que en ese concejo está Sama y allí tiene su sede el SOMA. Pero la fortuna del de Tuilla no procede del Sindicato de los Obreros Mineros de Asturias, sino del cobro de comisiones por obras que adjudicó su central (principalmente la del geriátrico de Felechosa, según dice 'El País' aquí).

De modo que la idea del exsenador, exsindicalista, exconsejero de Hunosa, exdiputado, etcétera... no es otra cosa que como si Al Capone hubiera querido comparecer ante el juez en Chicago –ciudad de la que fue dueño absoluto y en la que tenía a sueldo a todos los prebostes–, en lugar de ante los inspectores de Hacienda de Washington, que fueron los que finalmente le encarcelaron.

Villa dominó las cuencas asturianas y mandó en toda la región, así que es imposible juzgarle aquí porque cualquier magistrado estaría a su favor (fuera por acción o por defecto, ya que todo el mundo cobró de él o le teme) y cualquier testigo hablaría para defenderle.

Fernández Villa es desde ya apenas un comisionista taimado que utilizó su cargo para hacer dinero; y verle así es una tragedia para el carbón de Asturias; aunque esta actividad acabará pronto y sus mitos morirán con ella.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Whisky en la copa

¿Cómo satisfacer las demandas de la población?

El 'chapero' Nicolás