EDITORIAL / El 'no' a Catalunya

El Tribunal Constitucional ha dictaminado –por unanimidad– que no tiene encaje legal en España el camino emprendido por Cataluña hacia su independencia... lo que tiene mucha relevancia, pero poco valor porque el artículo 1.2 de la Carta Magna dice que "la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado", así que ningún territorio podrá actuar al margen de lo que decidan los españoles (si hace falta que lo digan todos o vale con que lo hagan sus representantes –o sea, si se debe votar en referéndum o basta con que lo autoricen las Cortes–, es posible discutirlo; pero no que lo proclame otra institución).

De manera que unos jueces (los del TC, o cualesquiera otros) no podían adoptar una decisión distinta que la que han tomado, porque ellos no pueden afirmar nada diferente de lo que dice la Ley. Lo que no deja de ser un dislate, porque estos magistrados no han hablado jurídicamente, sino de forma política; y eso es algo que a ellos no les corresponde.

Así es que el embustero presidente del Gobierno ha convertido la mentira en el eje troncal de su país; ahora, Mariano Rajoy no sólo hace lo que contrario de lo que anuncia, sino que además obliga a los otros poderes del Estado a hacer lo que no deben: ni el Parlamento puede juzgar, como ha hecho varias veces la mayoría absoluta del PP; ni la Judicatura debe tomar decisiones políticas.

Otra cosa es que Rajoy tenga enfrente a unos chalados como Artur Mas y su entorno, que ni se van a bajar del burro ni van a cumplir la Ley (... o sí, ¡qué remedio! si no quieren incurrir en desacato...). De modo que el desafío catalán puede todavía hacer muchísimo ruido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

Acogida sí, guerra no

EDITORIAL / Decíamos ayer...