EDITORIAL / Lotería

España amanecerá hoy con la mirada puesta en los bombos de la Lotería Nacional y pendiente de las voces de los niños de San Ildefonso, cuyos cánticos harán feliz a mucha gente. Este sorteo representa como pocas otras cosas la idiosincrasia de los españoles; no en vano son los europeos que más dinero invierten en juegos de azar (como los irlandeses son los que gastan más en apuestas...).

La Lotería de Navidad se celebra con su actual formato desde 1812, ese año popularizado por Piotr Tchaikovsky porque en él Napoleón Bonaparte fracasó en su intento de conquistar Rusia –derrotado por el 'general Invierno', como decía la propaganda aliada cuando también el mismo problema derrotó a Adolf Hitler.

Es menos probable ser ganador del 'Gordo' que morir en un accidente de aviación, pese a lo cual los españoles perseveran cada diciembre en su deseo de enriquecerse con el bombo, más de lo que, por miedo, se arriesgan a despegar de un aeropuerto (lo que hacen cada vez más desde hace años, por cierto... y eso es algo que les beneficiará mucho como pueblo).

Entretanto, Europa se recupera del susto de Berlín, que ha probado lo persistentes que son sus enemigos de ahora, aunque se sabe que "quien siembra vientos recoge tempestades". Y eso ha hecho la Cristiandad desde las Cruzadas hasta hace poco. Al fin y al cabo, lleva siglos matando a creyentes de otras religiones.

En todo caso, y al margen de cualquier estadística, habrá gente que lea este editorial con el 'Gordo' en el bolsillo; así que ¡enhorabuena!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

El 'chapero' Nicolás

EDITORIAL / Decíamos ayer...