EDITORIAL / El 24M asturiano en clave nacional (III)

La villa del Adelantado

Avilés es en población la tercera ciudad de Asturias, pero alberga en su seno dos joyas del atractivo regional: la factoría central de Aceralia y el Centro Niemeyer, por no hablar de la sede en España de la multinacional Dupont; pero nada de eso acaba con su proverbial espíritu colectivo del lamento permanente. Porque aquí se jugó siempre a ser 'tercera vía' frente al localismo Oviedo-Gijón, pero nunca se hizo bien.

Y eso que esta ciudad tiene sobrados motivos para estar orgullosa de sí misma: una arquitectura maravillosa, un pasado brillante, una economía boyante, una siderurgia potente, un diario propio, una vida cultural envidiable, un puerto activo... Aunque está traumatizada porque una vez tuvo uno de los aires más irrespirables del país, como estudiaban los arquitectos (aunque de eso hace décadas).

Y toda la transformación que ha experimentado es mérito exclusivo del PSOE, por lo que es díficil que no gane aquí el día 24 Mariví Monteserín, cuya cara conoce media España porque se sentaba cerca de Alfredo Pérez Rubalcaba en el Congreso cuando éste mandaba en los socialistas de España... Algún enteradillo podría añadir que compartió piso en Madrid con la exministra Bibiana Aído y otras niñas de Zapatero, pero eso sería una minucia y no haría Justicia con su dilatada carrera política.

De Avilés era el ministro que firmó el ingreso de España en la Comunidad Europea junto a Felipe González; se llamaba Fernando Morán y era tan discreto que mucha gente pensó que era tonto, de modo que proliferaron los chistes sobre él.

Pero no lo era... ni él ni sus paisanos de Avilés, uno de los cuales descubrió la península de Florida (hoy un Estado de EEUU cuya capital es Miami). Aquel hombre se llamaba Menéndez de Luarca y aún hoy se le venera en su tierra, que por ello lleva con orgullo el sobrenombre de 'Villa del Adelantado' de Avilés.

El problema de esta gente es que ha tenido demasiados líderes como para recordar a alguno, aunque en muchos bares se habla todavía del socialista Santiago Rodríguez Vega o de su precedente conmilitón Manuel Ponga. Aunque hace tiempo de aquello, así que habrá que ver si su legado está vivo en estas elecciones.

NOTA.– Este artículo editorial es el tercero de una subserie de cinco que leen los comicios asturianos en clave nacional. Se publican desde el lunes y hasta el viernes. Los cinco forman parte de una serie de seis que ponen las elecciones en su contexto. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

Los nuevos muros de Europa

La Gastronomía y la naturaleza humana