EDITORIAL / El palacio de los líos

La Fiscalía de Asturias decidió ayer abrir diligencias para esclarecer cómo se construyó el Palacio de Congresos de Oviedo, ubicado en un edificio que todo el mundo llama 'Bellavista' (como el complejo comercial que alberga) o 'Calatrava' (en honor al arquitecto que lo diseñó). Y no hay que ser un lince para intuir que allí se hicieron muchas trampas, aunque probarlas judicialmente será otra cosa.

 

El complejo nació en un momento en que todos los alcaldes del PP querían una pieza del creador mediterráneo para prestigiar su ciudad... y Gabino de Lorenzo no iba a ser menos, así que pidió dos diseños al socaire de la empresa AsturiasXXI, una firma del fallecido Cosmen Adelaida, pío propietario de la compañía de transportes ALSA.

 

El primer diseño se llamaba 'Las Trillizas' y tenía como destino los terrenos de El Vasco, pero fue descartado enseguida por irrealizable; y el segundo iba destinado al solar que ocupó el estadio Carlos Tartiere, del Real Oviedo FC. Santiago Calatrava encajó en esa parcela un diseño claramente concebido como edificio 'exento' y se inició la construcción.

 

Enseguida se vio que los planos estaban mal hechos, pues la cubierta volante no podía despegarse –como estaba previsto– y tuvo que venir el Gobierno Autonómico en ayuda de la promotora, para evitar la quiebra de ésta... lo que finalmente no consiguió.

 

De Lorenzo enredó con unas plazas de aparcamiento y el Principado cambió de director, de modo que ahora llega el fiscal 'Paco' con la rebaja. ¡Y habrá que ver cómo termina todo!

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

Los nuevos muros de Europa

La Gastronomía y la naturaleza humana