A dos kilómetros de casa

Por En Cierta Medida

Yo tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong. Así empieza 'Memorias de África', la maravillosa novela de Isak Dinesen. Pero no vamos a hablar de 'Memorias de África' ni de Dinesen, sino de 'Walden' y de H. D. Thoreau. “Cuando escribí las páginas que siguen, o más bien la mayoría de ellas, vivía solo en los bosques, en una casa que yo mismo había construido, a orillas de la laguna de Walden en Concord (Massachusetts), y me ganaba la vida únicamente con el trabajo de mis manos”. Memorias de la vida en el bosque. Dinesen tenía una granja en África al pie de las colinas de Ngong, y Thoreau una casa a orillas de la laguna Walden.

¿Qué pinta una danesa en África? Todos lo sabemos porque todos hemos visto 'Memorias de África', protagonizada por una perfecta Meryl Streep. Pero, ¿qué pinta el autor de ensayos como 'Desobediencia civil' en una cabaña en el bosque? ¿Hay diferencia entre las colinas de Ngong y la laguna Walden? Sí y no. Las colinas de Ngong, en las tierras altas de Kenia, están muy lejos del lugar de nacimiento de Isak Dinesen, pero el lago Walden sólo estaba a un par de kilómetros de la aldea de Concord, donde nació Thoreau. Sin embargo, Dinesen y Thoreau pertenecen a la misma clase de aventureros vitales: Dinesen es más épica, si se quiere, más heroica en su lucha por dirigir un cafetal a 1.800 metros de altitud; y Thoreau es más hippie, más new age antes de la new age. Antes de los libros de autoayuda, mucho antes de esa búsqueda de la felicidad en las páginas de libros escritos por tipos con cara sonriente, estaban Dinesen y Thoreau, las colinas de Ngong y la laguna Walden.

Entre 1845 y 1847, Thoreau vivió en el bosque, en una cabaña de troncos. El resultado de esa experiencia, de esa aventura, está escrito en 'Walden, o la vida en los bosques', publicado en 1854. ¿Qué es 'Walden'? Un diario. Las notas de un naturalista al estilo de Félix Rodríguez de la Fuente. Filosofía práctica. Un elogio del ocio. Si reducimos la cantidad de bienes de consumo, reduciremos el tiempo que dedicamos al trabajo ingrato. “¡Sencillez! ¡Simplificar!”, dice Thoreau. Que tus asuntos sean dos o tres, y no cien mil. Vida sencilla, más que espartana. La vida civilizada tiene demasiadas nubes, tormentas y arenas movedizas. Un elogio de la soledad. En su cabaña Thoreau tenía tres sillas: la primera para la soledad, la segunda para la amistad y la tercera para la sociedad. La dos últimas estaban casi siempre vacías. Un elogio de la naturaleza, del sol, de la brisa, del gorrión y del buitre.

En la película 'Capote' (Bennett Miller, 2005), el alcaide de la prisión regala a Truman Capote el 'Walden' de Thoreau. Podía haberle regalado un libro de Kerouac, o de Whitman. ¿Por qué Thoreau? Es fácil. Porque las colinas de Ngong resulta que están en la laguna Walden. A dos kilómetros de casa. Por cierto, ¿han visto la serie documental 'Las islas griegas' en La 2? Yo tenía una isla griega al pie de las colinas de Ngong y a orillas de la laguna Walden. A dos kilómetros de casa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

La Gastronomía y la naturaleza humana

LECTURAS SOSEGADAS / Periodistas inmundos y 'non gratos'