EDITORIAL / Esas herencias...

Insiste el cada vez menos honorable Jordi Pujol ante la Audiencia Nacional en que su patrimonio dinerario procede de una herencia... el suyo y el de su familia, habría que decir. Dice el expresidente de Cataluña que su padre le dejó cierto dinero oscuro en Andorra, lo que viene a reconocer un delito pero no importa porque las cosas con el fisco prescriben en cinco años mientras los problemas penales duran mucho más (y son bastante más graves).

El tema es que el jefe del clan Pujol-Ferrusola insiste ante sus jueces en la tesis de la herencia, que ya ha negado su familia –relatando que sus hermanos no heredaron nada–... lo que también le pasa al exsindicalista asturiano José Ángel Fernández Villa, de cuyos problemas con Hacienda se sabe poco desde hace tiempo.

Media Asturias temió desde el inicio de la investigación al que fue legendario líder del SOMA (y de Asturias, por tanto y de paso) que ninguna pesquisa contra él podría prosperar porque de sus andanzas se benefició todo lo que es hoy institucional en la región... del presidente Javier Fernández hacia abajo.

Así es que el ingeniero mierense se empeña en deshacerse de sus herencias (la política de Villa y la de gestión de Álvarez Areces) para mantenerse a flote como una referencia para el socialismo español, mientras Jordi Pujol, Álvarez Cascos, Rita Barberá y otros coetáneos suyos intentan sobrevivir... aunque a ver hasta dónde llegan.

Su coraza es grande, pero los vientos de la política soplan en su contra. Así son las cosas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

La Gastronomía y la naturaleza humana

LECTURAS SOSEGADAS / Periodistas inmundos y 'non gratos'