EDITORIAL / La Caja y otras cosas

El presidente de la antigua Caja de Ahorros de Asturias, Manuel Menéndez –que es el ejecutivo mejor pagado de esta tierra, aunque ni siquiera vive aquí; así que no deja ni un euro– compareció en el Parlamento autonómico para hablar sobre la Fundación Bancaria, un engendro que cuelga del banco Liberbank y que ni él (que lo creó) sabe en qué consiste.

Menéndez es, de largo, el peor gestor de la antigua Caja, pero fue ese propio Parlamento quien lo repuso en el cargo, tras ser señalado por el dedo todopoderoso del sindicalista minero José Ángel Fernández Villa, cuando éste nombraba a todo el que iba a ser alguien aquí... incluidos el jefe de Cajastur (y también de Hidroeléctrica, simultáneamente) o el del Principado, ese tal Javier Fernández.

Este Manuel logró ocultar a sus paisanos su militancia en el Partido Popular –hospedando su ficha en Gijón, pese a su origen natal de las Cuencas Mineras– y así se ganó la simpatía de Villa, que hoy es un tramposo que ocultó su patrimonio a Hacienda pero que, en su día, fue factótum de la política asturiana, donde nombró a toda clase de cargos públicos...

... Como hizo en Madrid la presidenta Esperanza Rajoy, que acaba de dimitir, o en Valencia la alcaldesa Rita Barberá, que hoy se esconde en el Senado tras su condición de aforada; o el balear Jaume Matas, quien está a un paso de volver a la cárcel por sus andanzas con Iñaki Urdangarín y las empresas de la infanta Cristina.

El presidente del Congreso, Patxi López, acaba de fijar el 2 de Marzo como primera fecha para la elección del nuevo presidente del Gobierno, en la que no saldrá investido –salvo que le apoye el PP (lo que sería inaudito)–, pero que sí inicia una cuenta atrás para el final de la etapa actual, de la que se avergüenza hasta el más pintado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

La Gastronomía y la naturaleza humana

LECTURAS SOSEGADAS / Periodistas inmundos y 'non gratos'