De chiítas y sunitas

Por Joaquín del Río

El mundo musulmán está dividido tras la ejecución de un líder de una de sus principales corrientes por parte de otra... en concreto, el chií Al Nimr ha muerto a manos del Gobierno suní de Arabia Saudita. De modo que podría decirse que las dos corrientes fundamentales del Islam están enfrentadas por ello, pero eso no sería nuevo; porque ambas llevan siglos peleadas.

Y tampoco es nuevo que haya tensiones entre Teherán y Riad... Lo que es inédito es que los ayatollás sean las víctimas y los bahawistas sean los verdugos, porque estos fueron siempre amigos de Occidente y llevan años haciendo lo que les da la gana, mientras los de enfrente eran proscritos.

Arabia Saudí es un país indecente desde su nombre, que significa la parte de la Península Arábiga propiedad de la familia Saud (como si España fuera la Iberia Borbónica, para que nos entendamos), mientras Irán es un Estado mal visto en el mundo porque se enfrentó con EEUU, a raíz de la vuelta al poder de Jomeini (alimentado por Europa para derribar al pro americano sha Reza Palevi, pero ésa es otra historia...).

Por desgracia para los musulmanes, el planeta sabe poco de ellos y desconoce lo que es ser sunita o chiíta (o suníe y chií; que son dos corrientes de un credo como el Catolicismo y el Protestantismo lo son del Cristianismo, simplificando las cosas y 'mutatis mutandi'). Así que no entiende que lo de Arabia e Irak va mucho más allá del enfrentamiento entre dos países. Aunque lo descubrirá...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

Acogida sí, guerra no

EDITORIAL / Decíamos ayer...