Ese abanderado del socialismo libertario llamado 'Che'

Por Xulio Formoso

El 8 de octubre de 1967 se recuerda el día en que cayó herido en combate el médico argentino Ernesto Guevara de la Serna, conocido en la historia mundial como ‘Che Guevara’, durante una lucha contra soldados bolivianos en la comunidad de La Higuera.

Al día siguiente, el Che, que se había convertido en uno de los líderes de la Revolución Cubana y símbolo del socialismo latinoamericano, fue asesinado por un grupo de militares bolivianos bajo órdenes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Desde entonces, cada 8 de octubre se conmemora en Latinoamérica el Día del Guerrillero Heroico, en memoria de la lucha que lideró Guevara por un mundo más igualitario y revolucionario, en toda la región.

El legado de El Che se ha mantenido vivo a lo largo de 48 años, y se lo recuerda como uno de los abanderados del socialismo libertario en contra de los grandes imperios, sus prácticas terroristas de ocupación y el fomento a las dictaduras, informa Andes.

Nacido en Rosario en 1928, la medicina, la política y la escritura eran parte de sus pasiones y se dedicó también al oficio de periodista.

Desde la Revolución Cubana en 1959 hasta 1965 participó en la organización del Estado cubano, fue presidente del Banco Nacional, ministro de Industria y desempeñó cargos como diplomático en misiones internacionales.

“En el momento en que fuera necesario estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica, sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie”, dijo cierta ocasión, durante una intervención en la ONU.

Su figura representa la lucha contra las injusticias sociales, rebeldía y espíritu incorruptible. Su retrato fotográfico, obra del artista cubano Alberto Korda, es una de las imágenes más reproducidas del mundo, tanto en su original como en variantes que reproducen y es considerada como un ícono contemporáneo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

Acogida sí, guerra no

EDITORIAL / Decíamos ayer...