Rajoy inaugura un pantano

Por ANÍBAL MALVAR

Mariano Rajoy, que además de ser un tipo muy espabilado es nuestro presidente del gobierno, anda estos días inaugurando muchas cosas. Ha inaugurado un tramo de autovía en Galicia que funciona desde marzo, un embalse como del franquismo en San Salvador, dos carreteras en Granada y Linares, un AVE a Palencia y un pedazo de puente en Cádiz. Si nos ponemos objetivos, hay que aplaudir a nuestro presidente. No se puede inaugurar más en menos tiempo. Qué velocidad. Qué donosura cortando cintas. Qué gobernar tiene este hombre.

Antes, cuando íbamos al cine, nos ponían siempre en el NODO la inauguración de un pantano antes de 'El hombre que mató a Liberty Vallance'. Ahora yo creo que esa sutil estrategia electoral del franquismo funciona menos. Sobre todo porque se vota. Mariano se cree que inaugurando va a ganar las elecciones, cuando uno piensa que estas elecciones se van a ganar clausurando. Clausurando un tiempo, sobre todo. Una forma de ser y una forma de hacer.
O eso espero.

Sin ninguna convicción.

Como novelista, admiro esta estrategia electoral del PP de suicidarse para que los cobardes le corten la soga. No hay mejor supervivencia que la que te proporcionan los lacayos.

Juega este PP a un juego antiguo porque sabe que hay mucho español que le tiene demasiado miedo a lo nuevo. Rajoy va a sacar votos inaugurando y saliendo en la TVECDM, que es la televisión española como dios manda. No me extrañaría que, en un acto de campaña, ahora que los americanos se han comprometido a limpiar la radiación, se fotografíe nadando en Palomares. Y en casto blanco y negro.

Lo que yo veo, en mi corto entender, es que esta forma de hacer política aun es vigente y verdadera. Y es preocupante. Porque si esa forma de hacer política funciona es porque el pueblo español sigue anclado en ese puerto adonde no llega el mar llamado franquismo. Somos un poco paletos, tenemos que reconocerlo. Continuamos politiqueando unas claves caducas, marchitas, analógicas, e inaugurar un puente nos sigue influyendo en el votar.

Ahora está muy de moda decir que el PP utiliza la estrategia del miedo para emparedarnos entre yo o el caos. Un muy viejo chiste de El País, dibujaba a un trasunto de Manuel Fraga dando un mitin y planteando esta misma dicotomía ante el populacho: “O yo o el caos”, gritaba el arengador. “¡El caos, el caos!”, respondía el pueblo.

Ahora hay un terrible miedo al caos, que yo creo que solo es un principio de orden. Mariano Rajoy inaugurará de aquí al 20 de diciembre infinidad de carreteras, pondrá la primera piedra de decenas de aeropuertos, nos hablará de sentido común, denigrará a los que no tienen experiencia, y no aparecerá jamás sin corbata. Y unos cuantos millones de españoles le votarán. Será, casi seguro, el candidato más votado. La democracia, también, dota al hombre de la libertad de tener miedo. Queda inaugurado este pantano.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

Acogida sí, guerra no

EDITORIAL / Decíamos ayer...