Pezones

Por JOAQUÍN DEL RÍO

Una experiencia humilde me indica que apenas tres de mis seguidores en redes sociales cuestionan la Fundación Princesa de Asturias, por cada veintisiete que la apoyan... y eso que mi perfil es más proclive a lo primero que a lo segundo. Y coincide con mi intuición sobre lo que pasa en mi región.

Quienes me conocen personalmente saben que estoy mucho más cerca de criticar algo de la Monarquía que de apoyarlo. Pero sucede que soy periodista desde hace treinta años y en ese tiempo no conocí nada que beneficiara a mi tierra tanto como estos premios. Por lo que no puedo sino aplaudirlos.

Sin este reconocimiento no hubieran pisado este rincón del mundo muchas gentes enormes a las que resumiré citando sólo a Nelson Mandela; cuyo paso por aquí habría que aprovechar más (aunque nadie que yo conozca ha sabido aún decir de qué manera...).

Escribo sobre esto hoy motivado por el ruido del debate en Asturias, donde se ha producido una iniciativa que me atraía mucho más: una tatuadora se ha ofrecido a recuperar de forma gratuita el pezón perdido por las mujeres dañadas por un cáncer de pecho, en un intento de ayudarlas a mejorar la autoestima.

De modo que me queda espacio solamente para proclamar que prefiero a mi pareja libre de cualquier mal que con dos, tres o quince tetas completas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

EDITORIAL / Decíamos ayer...

Acogida sí, guerra no