Cervantes está vivo

Por Susana D. Tejedor

Anda España convulsa ante las noticias de la búsqueda de los restos de nuestro escritor más ilustre, Miguel de Cervantes. Las últimas informaciones apuntan a que, tras años de indagaciones, de falsas alarmas, por fin han aparecido y se puede considerar que entre los fragmentos encontrados en la cripta de la iglesia de las Trinitarias algunos pertenecen al madrileño. Junto a estos vestigios están también los de su esposa y algunas personas enterradas en la iglesia primitiva.

Resulta curioso que el llamado 'Príncipe de los Ingenios' o 'Manco de Lepanto' sirva ahora para ciertas cuitas electorales. La aún alcaldesa de Madrid, Ana Botella (por poco tiempo, afortunadamente), ya anuncia que mantendrá conversaciones con el Obispado para abrir la tumba al público. Y como ella, se comenzarán a unir acciones de defensa y elogio hacia nuestro querido autor, muchas de ellas por parte de gentes que lo único que saben de él es que escribió un libro bastante voluminoso que se llama 'Don Quijote de la Mancha'.

La mujer del que fuera Presidente del Gobierno (afortunadamente, ya tampoco lo es) asegura que “habrá dinero para seguir investigando en este proyecto”. ¡Qué sabrá ella! No me imagino que vaya a dejar parte de su patrimonio tras su marcha para pagos a investigaciones culturales, así que decir esto es una tomadura de pelo, por no hablar de las supuestas “presiones políticas para afrontar este proyecto”. Porque cuando se niega varias veces, esto supone una afirmación (es matemática pura) ¡En otros países iba a pasar esto!

Lo peor del caso es que todas estas noticias lo que en realidad hacen es poner en entredicho, una vez más, la incapacidad y el desdén de nuestros gobernantes ante nuestra cultura. Por eso, que lo único que se le ocurra decir a la Botella de Cervantes es que “es una persona que no se puede separar de la cultura española”, es tanto como decir nada.

La realidad es que Miguel de Cervantes está vivo. Y las pruebas se reparten a lo largo de librerías, bibliotecas y muchos hogares. Cojan uno de los muchos títulos que ha escrito y ya verán cómo les habla, cómo les cuenta una historia, cómo les remueve, cómo les hace sentir.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

Acogida sí, guerra no

EDITORIAL / Decíamos ayer...