EDITORIAL / Comisario Marhuenda

Ser policía en España debe de ser una cosa vergonzante, a la vista de que el ministro de Interior, el catalán Jorge Fernández Díaz, dio un día una medalla a una virgen y ahora ha hecho comisario honorífico al periodista (por llamarle algo... efectivamente dirige un periódico) Francisco Marhuenda. El director de 'La Razón' avergüenza así ahora a los inspectores, como avergüenza desde hace tiempo a los informadores.

Marhuenda no es un periodista (no lo ha sido nunca, de hecho), sino un comisario político del Partido Popular y, como tal, fue jefe de gabinete de Mariano Rajoy cuando éste era ministro de Administraciones Públicas; gracias a aquello se ha convertido ahora en tertuliano de televisión, donde pasa por ser comunicador mientras todo el mundo se pregunta cuándo trabaja en el diario de derechas, dado que se pasa el día en los platós.

Puede que sólo esté en el periódico de Barajas cuando se decide la portada y eso valdría para explicar por qué las primeras de ese diario son la risión de la profesión. En todo caso, son sus favores y no sus aplausos al gobierno de La Moncloa los que le han hecho ganar un título honorífico de Interior. Y menos cuando la mayoría de la gente de ese departamento no tiene reconocimiento alguno, pese a que se juega la vida a diario.

Seguramente, habrá gente que diga que jugarse la vida es la obligación profesional de los policías; pero entonces yo también podría decir que opinar cada día es el trabajo de todo director de un periódico... de modo que el premio a Marhuenda sería un ejemplo del peor nepotismo, justo lo que pensaba 'Astures' cuando empezó a escribir este editorial.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

El 'chapero' Nicolás

EDITORIAL / Decíamos ayer...