EDITORIAL / Corinna

La princesa alemana amante del emérito rey Juan Carlos de Borbón, esa tal Corinna zu-Sayn Wittgenstein, aparece en los llamados 'papeles de Panamá' y este hecho ha conmovido a media España; aunque no tiene por qué: querida o no del antiguo Rey, esa mujer es una delincuente internacional, que vive de hacer negocios al margen de la Ley.

De hecho, en los famosos papeles aparece gente muy poco ejemplar, aunque estar en la lista no es un delito en sí mismo; tener una sociedad en el país del canal centroamericano no es ilegal, pero sí ocultar al fisco su capital social o sus beneficios. Así es que figurar en la relación no es delictivo, aunque puede ser sospechoso... al fin y al cabo, nadie deambula por los bajos fondos para comprar un muñeco de 'La Pantera Rosa'.

A día de hoy, en España están los Pujol, ciertos Borbones, Rodrigo Rato y otros paisanos innobles (por no hablar de personajes internacionales); pero no todo lo que reluce es oro –como ha dicho ya este medio, alguna vez–. Al fin y al cabo, a Panamá acceden los que tienen mucho dinero... allí no llegan los pobres, aunque pueden ser defraudadores igual.

España, de hecho, nunca fue un país de cumplidores con Hacienda; al fin y al cabo, aquí pide una factura sin IVA hasta el más pintado... por no decir que se acoge a la amnistía de Hacienda hasta algún conocido líder sindical.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

Acogida sí, guerra no

EDITORIAL / Decíamos ayer...