EDITORIAL / Terror europeo

La Policía de Bélgica ha descubierto que su presión sobre la cédula yihadista que reside en su país obligó a ésta a adelantar sus planes asesinos y atentar en Bruselas cuando lo que tenían previsto era matar en París. Las capitales francesa y belga están conectadas por un tren de alta velocidad y la comunicación entre ambas lleva alrededor de una hora, así que uno puede ir, detonar su bomba y volver a casa en muy poco tiempo.

En realidad, las infraestructuras de Europa son igual de útiles para los malos que para los buenos; como sus miramientos con la población. Buena parte de los integristas islámicos viven en la UE de sus prerrogativas sociales... de sus ayudas para desempleados, de sus bonificaciones para inmigrantes, de sus subvenciones para la población marginal, etcétera.

Y por eso la Unión es el verdadero objetivo de los atentados extremistas del Islam. Que, por cierto, tienen poco que ver con esa religión, aunque tienen el amparo de sus creyentes. Los terroristas actúan siempre igual: llevan a la violencia una ideología que comparte mucha gente y utilizan a ésta como escudo para escapar de las Fuerzas de Seguridad; pasaba en Euskadi con los etarras, en Irlanda del Norte con el IRA, en Molenbeek con los yihadistas...

Ha explicado otras veces 'Astures' que el islamismo radical deriva de una interpretación 'sui géneris' de uno de los cinco pilares del Islam: los cuatro inocentes son viajar a La Meca una vez en la vida, respetar el Ramadán, ser solidario con el pobre y rezar cinco veces al día; y el problemático es el que ordena combatir al infiel, lo que muchos imanes interpretan como discutir las creencias y unos pocos entienden que obliga a matar a los no mulsulmanes. De ahí surge el problema porque el imán (el párroco, en terminología cristiana) es la autoridad máxima en ese credo.

La experiencia demuestra que las llevadas al extremo de ciertos discursos no tienen arreglo hasta que sus propias gentes les pierden el respeto (pasó entre los fenianos con el IRA, en el basquismo con ETA, etcétera) y eso pasará con el yihadismo cuando los musulmanes no lo amparen... desde su buena fe, eso no lo duda este medio.

Europa vive aterrorizada una guerra que no comprende que podría ganarla si la entendiera. Pero todo indica que la situación está cambiando.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

Acogida sí, guerra no

EDITORIAL / Decíamos ayer...