Barbaridades

Por Joaquín del Río

Me sobrecogen las barbaridades que comete el Estado Islámico en los territorios que domina, pero no me extrañan porque conozco la Historia y sé que el ser humano hace eso.

Destruir vestigios de civilizaciones anteriores es lo que hicimos los españoles cuando llegamos a Latinoamérica, con las culturas Inca, Maya, Azteca, etcétera; tirar a un gay desde la azotea es una broma comparado con lo que les hacía Franco y la decapitación hubiera sido un sueño para cualquiera de las víctimas de los nazis... por citar.

Pero la cosa no es igual porque los amenazados por los radicales musulmanes somos los occidentales y cristianos, que es el grupo que domina el mundo. Y ahí surge la diferencia: ayer mismo, los medios informaban de que Rusia, Irlanda, Polonia, Portugal, Italia y España son los países en los que más se discrimina a la mujer de todo Occidente... y eso quiere decir que al sexo femenino se le desprecia más en los países católicos que en los protestantes.

Y eso no es extraño, porque si hay algo que denigra a la mujer es la Iglesia de Cristo, de la que Saulo de Tarso expulsó a media Humanidad, aunque éste es un jardín en el que no me voy a meter porque ofende a mucha gente, incluidos algunos amigos míos que llaman San Pablo al personaje.

Así que me uno a la hipocresia de los míos y hago oídos sordos a mi Historia, para proclamarme acongojado por las barbaridades que comete ISIS y pedir a la ONU que intervenga contra ellos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

La Gastronomía y la naturaleza humana

LECTURAS SOSEGADAS / Periodistas inmundos y 'non gratos'