EDITORIAL / La hoguera de las vanidades

La Justicia acaba de condenar a penas de prisión a dos conocidos personajes de la actualidad asturiana, aunque ninguno de ellos ingresará en la cárcel porque han sido castigados con menos de dos años. Pero ello no reduce un ápice la gravedad de lo que está pasando.

El popular Jaime Reinares, que fue parlamentario nacional y mano derecha de Gabino de Lorenzo, carga con un año de condena por un delito de revelación de secretos, ya que dio a conocer unos correos de la Sindicatura de Cuentas... Seguramente, lo hizo siguiendo instrucciones del hoy Delegado del Gobierno en Asturias, pero el que paga es él; porque él fue quien delinquió.

El empresario Severino García Vigón tiene a sus espaldas un año y medio de cárcel por delito fiscal, el mismo incumplimiento que llevó a la cárcel nada menos que a Al Capone, que mató a mucha gente pero acabó en prisión por falsear su contabilidad.

En Gijón, Izquierda Unida se desangra por una guerra interna en la que ya nadie sabe dónde está Aurelio Martín, que será candidato por el apoyo de Churruca Montes Estrada y acaba de pactar con los enémigos acérrimos de éste. Así que es difícil saber quién es quién.

Mientras tanto, UPyD aprovecha la investigación de la fortuna oculta de Fernández Villa para chupar cámara a dos meses de las elecciones, aunque sus votantes no van a perdonar el desaire de Rosa Díez y podrían irse con Ciudadanos. Y ello porque todos los partidos están tan acostumbrados al cohecho que buscan otra corrupción distinta en el enriquecimiento del sindicalista.

Y eso que aún falta tiempo para las elecciones... Va a ser divertido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Whisky en la copa

¿Cómo satisfacer las demandas de la población?

El 'chapero' Nicolás