Las tres 'c'

Por Joaquín del Río

Los periodistas tenemos un resabio para saber si algún personaje emergente se cree que su 'status' ha cambiado por su popularidad; observamos si permuta alguna de las tres 'c': casa, coche o cónyuge (lo que en versión moderna sería vivienda, transporte y pareja).

Acaba de pasarle al eurodiputado Pablo Iglesias –líder de Podemos– y es fácil imaginar por qué: su autoestima se habrá disparado, su conversación será distinta, le costará salir solo con su chica..., por mirar sus propias circunstancias; porque también habrán cambiado las de ella: se celará de su chico, se habrá hecho popular, ganará más dinero...

No siento esa ruptura más que la de cualquier otra pareja y no voy a darle cancha en mi medio porque a éste sólo le interesa la personalidad política del profesor de coleta, independientemente de dónde viva, con quién se acueste y quiénes sean sus amigos.

Así que les deseo a mis compatriotas Pablo y Tania que sean todo lo felices que puedan en sus vidas y les anuncio que nunca volveré a hablar de ellos en este sentido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Whisky en la copa

¿Cómo satisfacer las demandas de la población?

El 'chapero' Nicolás