EDITORIAL / Idiotas

"Jamás tanta gente debió tanto a tan pocos", dijo Winston Churchill en agradecimiento a los aviadores de la RAF, que protegieron el Reino Unido de los bombardeos de la Luftwaffe pese a que los aviadores alemanes eran muchísimos más. Lo mismo podría decirse –pero en sentido contrario– de los tuiteros que ayer criticaron que Telecinco informará sobre el accidente del avión de Lufthansa en lugar de emitir 'Mujeres y hombres y viceversa'.
 
Gracias a esos cuatro descerebrados, millones de usuarios de redes sociales quedaron como idiotas ante sus compatriotas, sin otro mérito para ello que utilizar Facebook, Twitter, etcétera. Algo parecido pasa con los adolescentes bobos que se emborrachan sin sentido alguno y consiguen que la gente diga: "Los jóvenes beben mucho!".
 
Sin embargo, hay que decir que no todos los jóvenes beben ni todos los tuiteros son como el auditorio del programa de Emma García. Porque la tecnología ha amplificado la trascendencia de los de ahora, pero gilipollas y alcohólicos los hubo toda la vida.
 
El periodista Eugenio Fuentes –que fue director de 'El Caso' y murió en Salinas hace meses– solía recordar que el Franquismo le prohibía publicar más de un asesinato a la semana, para transmitir la idea de que el país vivía seguro bajo el mando del general. Y lo decía cada vez que alguien se preguntaba por qué ahora se asesina más que antes. Así que puede que la estupidez y el delito no sean otra cosa que parte de la condición humana.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

La Gastronomía y la naturaleza humana

LECTURAS SOSEGADAS / Periodistas inmundos y 'non gratos'