Basura de lujo

Por En Cierta Medida

A Óscar Cornejo y Adrián Madrid, padres de 'Sálvame', no les gusta que digan que su basura de programa es un programa basura. Cornejo y Madrid, reflexionando sobre la evolución de 'Sálvame', dicen que el programa ha pasado de dar noticias sobre famosos a ofrecer noticias sobre los propios tertulianos del programa, en una magistral vuelta de tuerca en la que, según admiten estos genios de la televisión, el espectador les ha ido guiando: “Un día nos dimos cuenta de que al público le interesaba más si Lydia Lozano había discutido con Charly (su marido, el arquitecto Carlos García-San Miguel) que ver a Isabel Preysler”. Vale. Definitivamente, 'Sálvame' es un programa basura.  La cuestión es si los espectadores que “guían” a Cornejo y Madrid son espectadores basura.

'Telebasura' es un término surgido en el fragor de las polémicas acerca de los medios de comunicación, y es un  neologismo muy expresivo, que mezcla unos lexemas muy alejados entre sí ('tele' y 'basura') y cuyo uso tiene una gran intensidad emotiva. En este sentido, el concepto de 'telebasura' forma parte del mismo cultivo –mejor cultivo que cultura– que la telebasura. Lo que ocurre con el término 'telebasura' es que cuando se intenta analizar su significado preciso entonces la cosa empieza a no estar tan clara, y se necesitan muchos matices y subcategorías. Desde luego, si el significado de un término es su uso, entonces parece claro que 'telebasura' designa el conjunto de contenidos televisivos que desagradan al hablante. Si objeto y sujeto forman un par dialéctico cuyos términos se piden mutuamente, entonces no cabe duda de que la existencia de una televisión basura exige a un espectador basura.


Claro que hablar de 'espectador basura' puede resultar terriblemente impopular y atentar contra toda corrección política, pero ¿acaso se puede defender que los programas basura son vistos por espectadores 'de luxe'? En ese sentido, 'Sálvame Deluxe' (Telecinco) es un maravilloso hallazgo que mezcla 'telebasura' y 'de luxe'.  Así que, Cornejo y Madrid: hacéis televisión basura, pero sois muy, muy, muy listos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

Acogida sí, guerra no

EDITORIAL / Decíamos ayer...