Editorial / Judicializar la política

Tremenda agenda judicial la de la semana que empieza, que se inició con un suspiro de alivio para la alcaldesa de Avilés, Pilar Varela –cuyo procedimiento por el Centro Niemeyer ha sido archivado–; seguirá con la Pantoja ingresando en prisión el jueves y concluirá con la decisión en Palma de si se juzga o no a la hermana Cristina del rey Felipe VI, el viernes.

La actual generación de cargos públicos puso de moda un debate que incluía la frase "politizar la Justicia" para discutir si debían incluirse representantes de los partidos en los órganos de gobierno del tercer poder; pero la situación ha degenerado tanto que lo que se ha producido es una judicialización de la Política, con la actualidad condicionada por cada nuevo auto.

Y en ese caldo de cultivo ha crecido un descrédito de la 'res pública' que dio a Foro un apoyo inesperado en Asturias y que ahora está elevando a Podemos a los altares. Los dos movimientos son el mismo, sólo que uno por la izquierda y otro por la derecha; y los dos podrían ser igualmente efímeros.

El encabezado por Francisco Álvarez Cascos se está diluyendo por momentos (lo de que se vaya Pelayo Roces anuncia que la caída será una debacle) y el dirigido por Pablo Iglesias tiene una tarea tan ingente por delante que tiene muchas posibilidades de fracasar.


En cualquier caso, es un buen escenario para el Periodismo; que busca fórmulas nuevas para llegar a la gente mientras se derrumba la pata de la Publicidad, sobre la que está construido. Así que el escenario es apasionante.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

Acogida sí, guerra no

EDITORIAL / Decíamos ayer...