Van a por todas

Por Joaquín del Río

Leo una información en 'El Comercio' que acusa a la consejera de Bienestar Social de participar en varias obras del Principado... por la vía de una empresa de su marido en la que tiene una participación accionarial. Y me doy cuenta de que, de aquí a mayo, los partidos irán a por todas, a sabiendas de que se juegan mucho en las elecciones.

Igual de sorprendido reacciono cuando leo que el extremeño Monago anuncia que va a devolver "hasta el último euro" del dinero de sus viajes a Canarias, porque de verdad creí que acudía allí por razones parlamentarias y no para ver a su novia... y eso que durante su tiempo de ministro vi venir a Cascos a Asturias cada fin de semana, con la excusa de alguna inauguración, pero para ver a su pareja de entonces.

El caso es que ayer la ovetense iglesia de San Juan (donde se casó Francisco Franco) se convirtió en basílica, lo que significa que es el segundo templo más importante de la capital después de la catedral. Y una de las cinco basílicas que hay en Asturias: la de Covadonga, la Iglesiona de Gijón, San Juan de Oviedo y las Santa Marías de Cangas y Llanes.


Y eso que ser basílica no es una aspiración fácil: la condición debe ser reconocida por la Santa Sede sobre la base de ciertos valores monumentales, sociales y pastorales. Pero tampoco es fácil ser miembro de las Cortes Generales; y eso no garantiza que, quien lo sea, es una persona ejemplar... como Monago, Cascos o Fernandez Villa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vacaciones

Acogida sí, guerra no

EDITORIAL / Decíamos ayer...