EDITORIAL / El 24M asturiano en clave nacional (y V)

Asturias, patria querida

Asturias es una pequeña comunidad autónoma que pesa en España más de lo que importa; porque su millón largo de habitantes es poca cosa, pero su lugar en la historia no es discutible. De hecho, aquí se dice que "Asturias es España y lo demás tierra conquistada", en referencia a la Reconquista contra el poder musulmán de hace ocho siglos.

Pero más allá de esa épica pseudocientífica está el pasado reciente... y ahí Asturias tiene algo que decir; no en vano, al calor de sus cuencas mineras crecieron el PSOE y UGT; nacieron Izquierda Unida y Comisiones Obreras; y hasta surgió el primer partido de derechas tras José María Aznar, que preside Francisco Álvarez Cascos se llama Foro Asturias Ciudadanos (FAC, como las siglas del amado líder).

Porque Foro es al Partido Popular como la suma de Vox y Ciudadanos, aunque con un discurso más próximo al del PNV o CiU. Y eso que Cascos dijo hace años que su regionalismo se parecía más al de Baviera que al de los nacionalismos españoles... lo que debió de ser una 'bouttade' porque del populismo bávaro nació el nazismo alemán y éste está condenado por la Historia.

En todo caso, en las elecciones autonómicas asturianas del día 24 se enfrentan candidatos de postín: el único presidente regional en activo del PSOE (Javier Fernández... vistas las dificultades de Susana Díaz para seguir), el exdiputado de IU Gaspar Llamazares, el exsecretario del PCE Gerardo Iglesias (que apoya a Podemos), el ex-número dos de Rosa Díez (Ignacio Prendes, que se presenta con Ciudadanos) y la popular Mercedes Fernández, que era Delegada del Gobierno cuando se robó aquí la dinamita que permitió el atentado madrileño del 11M en Atocha.

Y ello porque el propio Cascos da por perdidos los comicios y ha dado un paso atrás, tras situar al frente a Cristina Coto, a la que media España recordará porque un alto cargo del PP le enviaba mensajes subidos de tono cuando era pareja del secretario regional de su partido, entonces el de la gaviota en el logo.

En Asturias tienen opción de gobierno el PSOE y Podemos... y posiblemente la unión de los dos; que tiene una china en el zapato en el reconocimiento del bilingüismo (español-bable; o castellano-asturiano, como prefieren los que lo propugnan). Porque los socialistas siempre huyeron de este tema como de la quema, pero ésta es una línea roja para el sector dominante en la estructura regional de Podemos, que podría bloquear todo acuerdo con las huestes de Fernández.

Enfrente, ni el más optimista de los estudios demoscópicos da la victoria a la derecha, en el caso de que el PP se una a Ciudadanos y Foro (el partido regionalista de Álvarez Cascos). Al contrario, las encuestas dudan sobre el papel que tendrá IU, que en Asturias es tan oficial como el PSOE y el PP, porque siempre mantuvo aquí una cuota de poder mayor que en el resto del país, de donde el bipartidismo regional es, en realidad, tripartidismo... y bisincalismo, de UGT y CCOO.

Nadie se atreve a vaticinar cómo se traducirá eso este día 24, pero todos los demás sindicatos están con Podemos; de modo que las espadas están en alto ante las urnas.

NOTA.– Este artículo editorial es el último de una subserie de cinco que leen los comicios asturianos en clave nacional. Se publican desde el lunes. Los cinco forman parte de una serie de seis que ponen las elecciones en su contexto; el sexto se publica mañana.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

La Gastronomía y la naturaleza humana

LECTURAS SOSEGADAS / Periodistas inmundos y 'non gratos'