Coppola

Por Joaquín del Río

La Fundación Princesa de Asturias (que se llamaba 'Príncipe de Asturias' hasta la coronación de Felipe VI y así quedará para la Historia) acaba de premiar al cineasta estadounidense Francis Ford Coppola; y ello vuelve a situar a mi tierra en la cresta de la ola. Porque hay cine excelente, pero ninguno como el excelente cine de Coppola.

Vienen a la cabeza enseguida las primeras entregas de 'El Padrino' (justamente premiadas en el centenario de Orson Welles, un genio más difícil) y las primorosas escenas de 'Apocalypse Now', pero también los hallazgos de 'Rebeldes', 'La ley de la calle' o 'Drácula de Bram Stokker'.

Pero vienen, sobre todo, a la cabeza las imágenes icónicas de una generación, como son las del también galardonado Michael Haneke. De modo, enseguida, viene a mi cabeza que la Fundación debe premiar pronto a los realizadores Oliver Stone o Konstantin Costa-Gavras, constructores igualmente de imágenes de esa generación.

Seguramente, nadie discutirá que hay fotogramas en 'Salvador', 'JFK', 'Missing' o 'La caja de música' tan creadoras de referencia para una generación como en 'El Padrino' o 'Amén'... así que estos dos directores deben ser premiados igual que los otros dos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

La Gastronomía y la naturaleza humana

LECTURAS SOSEGADAS / Periodistas inmundos y 'non gratos'