La 'Yenka'

Por Jorge de Quintes

"Izquierda, izquierda, derecha, derecha, adelante, detrás, un, dos tres". Ya me imagino que estarán bien servidos de análisis electorales tras las municipales y autonómicas del domingo, pero, entre mi falta de imaginación para poner algún tema distinto sobre la mesa y la importancia de los acontecimientos, no me resisto a dejar unos retazos de lo que opina un inmigrante desde Ecuador.

Lo primero que me llama la atención es la sabiduría de los votantes. Siempre el mapa electoral deja enseñanzas para los políticos que estos se niegan sistemáticamente a aplicar para el futuro. Luego lo pagan y no lo entienden. Ahora van a tener que trabajar en serio, aunque solo sea para mantener sus cargos, y ponerse a tejer acuerdos en ocasiones con varios partidos. Las mayorías absolutas que dan impunidad se terminan.

La gestión del Partido Popular no ha debido de ser tan buena como ellos piensan porque ha sufrido estrepitosas victorias pírricas, casos Madrid, Valencia, las capitales andaluzas o las autonómicas, que les va a costar mucho enderezar para las generales de fin de año. Es el partido que ha despreciado el cambio. Los candidatos de toda la vida, mire usted, ya no les gustan a los españoles.

Los partidos emergentes tienen ante sí la primera gran decisión. Decisivos en la confección de muchos ayuntamientos y gobiernos autonómicos deben ahora cristalizar los votos conseguidos en coaliciones que les gusten a sus electores. Es un bonito dilema. Tanto para Podemos como para Ciudadanos. ¿Tocar poder o quedarse en la oposición? El pedido de renovación de las papeletas es claro, pero las elecciones vuelven otra vez en seis meses y cualquier paso en falso puede destrozar este buen comienzo.

El triunfo de la izquierda es incontestable, pero sin ganar en la mayoría de los sitios. El PSOE sí parece haber emprendido ya la tarea de colocar caras nuevas. Sin embargo los emblemas, Madrid, Barcelona, Valencia, están lejos de sus candidatos. ¿Qué pasa si apoyamos a Podemos y éste gobierna de acuerdo con la gente y se come la marca del puño y la rosa? ¿O ya no tenía puño?

La gran lección de sabiduría para mí. Bofetada cruel a las aspiraciones independentistas de los catalanes. Y, algo que me sorprende no se comente más, apuesta por los nacionalistas vascos moderados. Las aventuras sin futuro son eso, aventuras, pero los electores son el presente y ponen las cosas en su sitio.

Y ahora a ejercer la democracia. A bailar la 'Yenka', y ojito con la pareja que escojemos. Que dentro de poco volvemos a examinar a nuestros representantes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

La Gastronomía y la naturaleza humana

LECTURAS SOSEGADAS / Periodistas inmundos y 'non gratos'