Propaganda

Por Joaquín del Río

Cuentan las agencias de noticias que Mariano Rajoy tuvo que irse ayer de Palma de Mallorca antes de lo que tenía previsto porque fue abucheado por los ciudadanos. Y no me extraña, porque el de Pontevedra es el presidente más mentiroso y más cínico que tuvo nunca España, de modo que es normal que la gente se le eche encima.

Ni él ni los suyos lo esperan porque confían en que funcione la anestesia colectiva que implica la Propaganda del 'lo peor ya ha pasado'; aunque hace tiempo que se sabe que para que funcione la propaganda es imprescindible que la gente no la perciba como tal (y 'propaganda' significa aquí lo que es –publicidad orientada políticamente– y no lo que creen muchos españoles, que llaman "propaganda" al 'márketing' porque en su tiempo todo márketing tenía intencionalidad política... por eso lo recibían en sus buzones, de hecho, pese a vivir bajo un régimen claramente policial).

Maestro de la propaganda fue el ministro nazi Joseph Goebbels, que tenía tan claro que ésta sería ineficaz cuando todo se derrumbara que decidió morir con su führer (y que envenenó a sus hijos junto a su esposa, de la que se acordó sólo entonces; porque antes se paseaba ostentosamente junto a sus amantes del mundo del espectáculo).

Gran propagandista fue en España Ramón Serrano Súñer, cuñado de Francisco Franco y constructor de la mayoría de las falsedades del régimen de éste. Por sus patrañas cree mucha gente que Franco era un gran estadista, cuando ni era estadista ni era grande: sus interlocutores se sorprendían cuando descubrían en él un ignorante que sólo medía 1,5 metros gracias a las calzas que escondía bajo sus botas de militar.

De Serrano Súñer es un hallazgo que voy a relatar: como Franco era muy bajo, todo el mundo debía agacharse para saludarle (él estiraba la mano a propósito todo a lo largo de su torso) y la propaganda fotografiaba el momento para decir: "Fulanito se inclina ante el Caudillo", dando a entender que sus visitantes le reconocían enorme grandeza.

Rajoy no llega a la impostura de su paisano Franco, ni tampoco tiene su poder; así que todo indica que la gente no pasa ya por el aro... como hizo ayer en Mallorca.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

La Gastronomía y la naturaleza humana

LECTURAS SOSEGADAS / Periodistas inmundos y 'non gratos'