EDITORIAL / Mercadeo

Ni los periodistas que conviven a diario con los políticos reconocen a los candidatos en los carteles para las elecciones del día 24, que son autonómicas y municipales. Y ello porque ahora los carteles ya no están ilustrados con fotografías, sino con retoques de Photoshop y otras herramientas informáticas de manipulación de imágenes. Hasta el punto de que los cabezas de lista ya no son seres humanos, sino virtualizaciones.

Y ello debe de ser una metáfora de la destrucción del político por parte del 'marketing', que suena bien en inglés, pero no es otra cosa que 'mercadeo' y en español suena peor... aunque refleja mejor el espíritu de lo que son ahora las campañas: se trata de vender una propuesta concreta frente a otras ofertas que se publicitan.

Puede que sea el signo de los tiempos, pero cuesta creer que la gente vaya a poner su futuro en unos u otras manos como si eligiera qué refresco se va a tomar. Sobre todo, porque ello daría la razón a los grandes manipuladores de la Historia, como Adolf Hitler o Iosef Stalin... por no hablar de Francisco Franco: "Sobretodo, que no se intranquilicen los españoles", decía el gallego cada vez que su dictadura se enfrentaba a un problema.

Sólo ha pasado más de medio siglo de aquello, pero todo indica que Europa ya olvidó aquellas lecciones.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

La Gastronomía y la naturaleza humana

LECTURAS SOSEGADAS / Periodistas inmundos y 'non gratos'