EDITORIAL / Gamberros

Dos procedimientos judiciales abiertos en Madrid coincidieron ayer en sendos pasos que conducen al mismo sitio: los actuales gobernantes son gentuza de la peor calaña. La candidata a alcaldesa, Esperanza Aguirre, se sentará en el banquillo por desobediencia a la autoridad (...ella, que fue la máxima autoridad en la comunidad y ahora pretende serlo en el municipio); y el Partido Popular no tendrá que pagar la indemnización por despido de su tesorero porque "simularon una relación laboral que no tenían" (...ellos, que son los jefes de la Seguridad Social y Hacienda, que fríen a inspecciones a los autónomos).

Por si fuera poco, su gente ha confirmado en una cadena de televisión que todas las personas vinculadas a la sede nacional cobraron sobresueldos de Génova, salvo dos que lo estaban precisamente por su pertenencia a la organización de Madrid. O sea que defraudadores, además de delincuentes y gamberros.

A la sede madrileña estuvieron muy vinculados toda su vida política los líderes del PP en Asturias (antes, Ovidio Sánchez; y ahora Mercedes Fernández), por no hablar de Francisco Álvarez Cascos –que fue jefe supremo allí, hasta que lo purgó José María Aznar–. Así que todo indica que los sustos pueden no haber terminado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

La Gastronomía y la naturaleza humana

LECTURAS SOSEGADAS / Periodistas inmundos y 'non gratos'