El Ayuntamiento perfecto

Por Alberto Durán

Hemos visto, desde hace años, cómo nuestra ciudad fue transformándose en una población lúgubre y gris, como si se quisiese estar haciendo referencia a la Vetusta de Clarín. Por supuesto, Oviedo es una ciudad rica en museos y estatuas, que dejan entrever su personalidad estática y sin vitalidad; pero es más: es la ciudad de los pocos y de las políticas injustas que fomentan las desigualdades, la del adoquín y la corrupción, y la que sólo se acuerda del resto del municipio cuando hay elecciones.

Yo no creo que el municipio nos pertenezca, sino que los ciudadanos pertenecemos al municipio, formamos parte de él y como tal tenemos derecho a participar en las decisiones que afectan directamente a nuestras vidas. Esto es la democracia participativa que propone el programa de Equo Oviedo, un eje central para mejorar nuestro municipio resolviendo necesidades reales. Quién mejor que nosotros los ciudadanos, que somos los que conocemos bien los problemas que sufrimos todos los días, para hacer política. Nos hacen creer que necesitamos intermediarios cuando no es verdad. 

Ellos (los políticos) nos necesitan pero nosotros no los necesitamos a ellos. De ahí que no quieran que entendamos esta verdad. La falta de transparencia verdaderamente viene de esta idea que se nos hacen creer. Veo al futuro ciudadano del municipio de Oviedo como una persona emancipada del concepto de que la política es complicada y de que unos pocos “eruditos” son capaces de entenderla y gestionarla. Necesitamos ciudadanos libres que tomen las riendas de su propio futuro y que empiecen a construir para sí mismos y para todos.

No basta con ser constructivos, tenemos que garantizar que la participación ciudadana sea continua. Para ello debemos garantizar la democracia interna de los órganos del ayuntamiento, de esta manera mejoramos procesos administrativos y fomentamos la autonomía de los mismos. Habrá procesos más rápidos y dedicados a los ciudadanos.

Al participar en la toma de decisiones sabremos qué gastos son necesarios y qué gastos no lo son. Acabaremos con las políticas desproporcionadas de grandes construcciones que dejan a la ciudad sin fondos, añadiendo a esto también la falta de repercusión directa en el ciudadano. Podremos mejorar el municipio y la calidad de vida con el mínimo, es decir, sacaremos mayor rendimiento de nuestros impuestos porque es nuestro dinero y todos sabemos lo que nos cuesta ganarnoslo.

Este domingo 24 las personas del Municipio de Oviedo estamos llamadas a las urnas. Esse día es el día participación ciudadana que sólo disponemos una vez cada cuatro años. Para las personas que formamos Equo no nos es suficiente, sabemos que aquí radica uno de nuestros mayores problemas, el dejar que decidan por nosotros. En tu mano está hacer que ese día de participación ciudadana se transforme en el comienzo de la Democracia Participativa en Oviedo.

Alberto Durán es candidato a la Alcaldía de Oviedo por Equo

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

La Gastronomía y la naturaleza humana

LECTURAS SOSEGADAS / Periodistas inmundos y 'non gratos'