EDITORIAL / Engañifas

La nueva alcaldesa paralizó ayer cinco desahucios en Barcelona, varios alcaldes sonados han renunciado al coche oficial, el PP ha perdido el gobierno en casi la mitad de los ayuntamientos que dirigía, dos jueces del PP juzgarán la 'trama Gürtel'... pero toda España está hablando de los chistes que un carapijo de Madrid hizo en una red social; de donde se deduce que la capacidad de la derecha para desviar la atención de la gente sigue intacta.

La Ley es igual para todos y la exjueza Manuela Carmena –acostumbrada a imponerla– hace bien al respetarla y castigar a su flamante concejal de Cultura, pero hay que exigir que se aplique para todos el mismo rasero y, como decía ayer un bloguero, "ya hay más gente en España que ha dimitido por tener una cuenta de Twitter que por tenerla en Suiza".

La derecha es especialista en confundir a la gente para que todos los delitos parezcan igual, pero hasta entre los criminales hay clases: no es lo mismo insultar o faltar al respeto que robar o corromperse. Definitivamente, Guillermo Zapata no es Luis Bárcenas.

En cuanto a Asturias, está a punto de constituirse la Junta General del Principado para la legislatura votada el 24M y los pequeños partidos temen que los grandes se queden con el pastel de la Mesa (órgano de gobierno del Parlamento Autonómico). Tampoco sería extraño que se repartieran el poder y el dinero que eso supone, en justa compensación de algunas jugarretas que les han hecho...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Whisky en la copa

¿Cómo satisfacer las demandas de la población?

El 'chapero' Nicolás