EDITORIAL / Tiempo de ilusión

El fútbol asturiano concluyó ayer una temporada que fue excelente en las primeras categorías: el Sporting de Gijón subió a Primera y el Real Oviedo jugará en Segunda División el año próximo. Ambas noticias son extraordinarias, porque implican que las dos ciudades principales de Asturias tendrán ingresos de foráneos, por no hablar del dinero procedente de televisión.

De manera que ambas poblaciones están de enhorabuena; y con ellas toda la región, por más que no todos los equipos locales tuvieran su misma suerte... Y eso aunque no todas las aficiones lo van a celebrar igual, porque en una tierra tan localista como es ésta a veces importa más el mal de 'los otros' que el bien de 'los propios'.

Pero a 'Astures' esas visiones reduccionistas le ofenden, de modo que está alegre por partida doble: porque ayer subió el Sporting y porque la semana pasada ascendió el Oviedo. Y deja para otros medios los disfrutes parciales.

Esta región recibirá el año próximo ingentes inyecciones de dinero de las hinchadas y desea que los ayuntamientos respectivos las gestionen bien... ayuntamientos que, por cierto, no han estado a la altura de sus vecinos: ni el carbayón apoyando al Oviedo Moderno ni el gijonés desconfiando de la 'carambola' de los suyos.

Los políticos intentarán mañana arrimar el ascua del ascenso a sus sardinas, pero la gente debe saber que ni unos ni otros esperaban lo que ha pasado: ni el partido de Carmen Moriyón ayer, ni el de Agustín Iglesias Caunedo la pasada semana; igual es porque no conectan con sus ciudades.

En todo caso, ni uno ni otro podrán impedir que sus conciudadanos disfruten de este tiempo de ilusión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Whisky en la copa

¿Cómo satisfacer las demandas de la población?

El 'chapero' Nicolás