EDITORIAL / Proyecto Hombre

La estructura asturiana de Proyecto Hombre celebra hoy su fiesta anual (coincidiendo con la proximidad del Día Internacional contra las Drogas –se llama de otra manera, pero la idea es ésa–) acto que suele ser de confraternización entre sus gentes y al que siempre acuden políticos para salir en la foto; lo que no está mal porque contribuye a difundir el trabajo de la organización, aunque fotos es lo único que ésta no necesita.

No va a ser este medio quien descubra aquí la extraordinaria labor que hace ese grupo que lidera Floro (Luis Manuel Flórez García), pero sí quiere reivindicarlo porque la sociedad está muy necesitada de iniciativas como ésta. Decía uno de estos días el director de la Fundación Siloé en Gijón que "una sociedad que salva bancos en lugar de salvar náufragos está enferma" y no se puede sino estar de acuerdo con esta afirmación.

El Proyecto y la Fundación son distintas en todo (objetivos, estructura, propiedad...), pero las dos se parecen en que forman parte de la cara mejor del ser humano (la de la solidaridad), lo que resulta una maravilla en días marcados por la peor vertiente, como el del reciente atentado en EEUU contra un centro religioso negro, la explosión de ayer en una mezquita de Kuwait, el atentado salafista contra un hotel de Túnez, etcétera.

Así es que disfrutad hoy, 'proyectos'; os habéis ganado tener una fiesta como la que celebráis.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

La Gastronomía y la naturaleza humana

LECTURAS SOSEGADAS / Periodistas inmundos y 'non gratos'