Editorial / El caso de Alcoa

Miles de personas salieron a la calle en Avilés para defender la continuidad de Alcoa, una empresa de la que (con otros nombres) vive Asturias desde hace mucho tiempo. Y el ambiente fue de cierto hartazgo con las multinacionales.

Como bien dijo la hija de uno de los trabajadores, esta tierra ya sabía trabajar el aluminio antes de que llegara la empresa estadounidense, como sabía hacer amortiguadores antes de que viniera Tenneco, fabricar motos antes de Suzuki o embotellar refrescos antes de Coca-Cola.

Así que todas estas compañías se instalaron aquí por lo que ya se sabía hacer y recibieron en muchos casos millones de euros a cambio de venir, pero ahora se van destruyendo todo lo que se encontraron, así que el tema se parece más a una esquilmación que a ninguna otra cosa.

Hace años, se usaba mucho la expresión 'Europa de los mercaderes' que ahora ha caído en desuso, pero seguramente porque se ha convertido en una redundancia: puede que ya no haya otra Europa que la de los mercaderes.

Y en ese caso puede que la manifestación de Avilés haya que entenderla como un grito de 'ya está bien'. Así que o los políticos se dan cuenta de que las cosas no pueden seguir así o las elecciones de mayo van a dar muchos sustos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El 'chapero' Nicolás

La Gastronomía y la naturaleza humana

El despertar del oso ruso